Páginas

viernes, 28 de diciembre de 2012

Qué tener en cuenta en un servicio de transporte express


En una sociedad globalizada como la actual, donde las relaciones personales y comerciales se desarrollan a velocidad de vértigo, es esencial disponer de fórmulas mediante las que hacer llegar nuestros productos o documentación en poco tiempo y a cualquier punto. De ahí la progresión que está experimentando el sector del transporte express.

En un primer trazo, es importante distinguir entre el transporte express en distancias cortas y los de carácter internacional. Cada uno de ellos tendrá sus propios requerimientos y se comprometerá a unos plazos de entrega. En general, las empresas de transporte express van a valorar el tamaño y peso de los paquetes, y su grado de fragilidad, da igual a dónde vayan las entregas porque van a necesitar movilizar un tipo u otro de vehículos y maquinaria complementaria.

Los encargos más sencillos son los de pequeños bultos o documentos en los que las empresas de transporte express va a ofrecer un servicio puerta a puerta y de carácter inmediato, dentro de la misma población. Ese mismo servicio para cualquier punto peninsular de España puede abarcar una horquilla de entre 24 y 48 horas de entrega.

El transporte express internacional requiere de un proceso más complejo. Aquí es aún más importante determinar el tipo de material a transportar. En el caso de documentos, lo habitual es que se trabaje en colaboración con alguna de las grandes empresas de transporte aéreo, por lo que las entregas serán muy rápidas. Pero, otro tipo de bultos pueden necesitar de permisos de aduana que retrasen el servicio.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Características del Transporte Multimodal


Se entiende como transporte multimodal el porte de mercancías de por lo menos dos modos transporte desde un lugar situado en un país en que el operador de transporte multimodal toma las mercancías bajo su custodia, hasta otro lugar designado para su entrega situado en un país diferente.

Las empresas de transporte multimodal se caracterizan por ser: las encargadas de efectuar el total transporte de mercancías, desde cualquier punto de origen hasta su destino final, ya sea este último dentro del territorio nacional o bien internacional. Además prestan un servicio integral de transporte que requiere un marco jurídico que garantiza normas mínimas en el suministro de sus servicios y un cierto grado de protección de los intereses de las diversas partes comerciales interesadas.

Según el artículo Primero del Convenio de las Naciones Unidas sobre el Transporte Multimodal Internacional de Mercancías, por transporte multimodal se entiende "...el porte de mercancías por dos modos diferentes de transporte por lo menos, en virtud de un contrato de transporte multimodal, desde un lugar situado en un país en que el operador de transporte multimodal toma las mercancías bajo su custodia, hasta otro lugar designado para su entrega, situado en un país diferente.
De acuerdo a esta definición, el transporte multimodal se caracteriza por ser:

1. Una actividad de servicios que consiste en el transporte de mercancías en virtud de un contrato de transporte entre el Operador de Transporte Multimodal (OTM) y su cliente.

2. Una actividad comercial que debe ser llevada a cabo por operadores calificados de transportes internacionales y que requiere por lo tanto un marco jurídico que garantice normas mínimas en el suministro de sus servicios y un cierto grado de protección de los intereses de las diversas partes comerciales interesadas, y

3. Una actividad internacional en virtud de la cual las mercancías pasan de un país a otro a merced de diversos modos de transporte."(Organización de Naciones Unidas. UNCTAD. Transporte Multimodal y Oportunidades de Comercio 1994. p. 20.)

Por estas razones, es necesario definir en primera instancia quién es un transportista multimodal, y qué documentación ampara dicho transporte.

Transportista multimodal u operador de transporte multimodal OTM

De acuerdo a los principios generales de los contratos de transporte, un transportista es el que concluye un contrato de transporte a su nombre, con un propietario de carga, o acuerda transportar una carga en particular. En este sentido, aquél que recibe una carga de un embarcador para ser transportada a su destino final vía transporte combinado, asume el estatus de transportista por el entero transporte, independientemente de cual sea su participación en una parte de la transportación.

Por lo anterior, se desprende que el transportista contratado bajo estas circunstancias, es el transportista multimodal u OTM.


Documento de transporte multimodal

El documento de transporte multimodal, deberá ser un documento expedido por un operador de transporte multimodal, bajo la solicitud del embarcador (consignatario), y negociable como un conocimiento de embarque. De esta manera, este certificado es el recibo de los bienes, expedido por el transportista responsable de la mercancía y evidencia del acuerdo de un contrato de transporte multimodal y más aún, se considera como un documento de título o un documento negociable.

Por otro lado, el OTM puede ofrecer servicios puerta a puerta; de puerto a puerta; de puerta a puerto; o complementar el segmento de un traslado en específico.
El OTM organiza su propia cadena de transporte de tal manera que pueda controlarlo por completo, eligiendo de esta forma los modos de transporte y combinaciones óptimas para que la suma de los costos, más sus honorarios ofrezcan un precio adecuado al usuario. En general, siempre más económico que si se contrataran segmentadamente las porciones de cada modo de transporte.
A nivel internacional, los OTM son principalmente: empresas navieras, de autotransporte, ferroviarias o reexpedidores de carga (forwarder). Es importante hacer mención sobre la diferencia que existe entre los tres primeros y el último, misma que radica en la propiedad o posesión de los medios de transporte.

Dentro del ámbito de las empresas navieras, la gran mayoría operan transporte multimodal, y cuentan no sólo con los medios propios para la realización del segmento marítimo, sino, en muchos casos, también cuentan con los medios terrestres.

En el caso de los no propietarios de los medios de transporte, se encuentran: las empresas consolidadoras de carga, los agentes aduanales y las empresas almacenadoras, entre otros.
Independientemente de que el OTM posea o no los medios de transporte, éste deberá ser capaz de ofertar servicios globales que incluyan tanto el transporte y las maniobras, así como el almacenamiento de las mercancías en condiciones óptimas de eficiencia y precio. Deberá atender con eficacia y seguridad las necesidades específicas de las empresas y sus mercancías objeto de comercio exterior, coadyuvando por ende, a la mejora de la logística del transporte de éstas.


Ventajas del transporte multimodal

Las ventajas del Transporte Multimodal se han puesto de manifiesto con la globalización de las economías. Dada la intensificación de la competencia internacional, los servicios integrados pueden reducir el tiempo de tránsito e incrementar la puntualidad, con efectos directos en la reducción de inventarios.
Brinda comodidad al usuario el tratar con un sólo prestador de servicios, estrechando relaciones comerciales.

Reduce costos administrativos y de logística, para lograr la sincronía y enlaces internacionales.

Ofrece mayor seguridad, especialmente en los puntos intermedios, reduce los gastos de transporte y de otros costos conexos.

Proporciona precios previamente acordados para las operaciones puerta a puerta, y finalmente, algo muy importante, propicia nuevas oportunidades comerciales para exportaciones no tradicionales, como consecuencia de mejores servicios de transporte.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

El show de logística debe continuar: BCP


La frase "el show debe continuar" se le atribuye al cantante, compositor y actor francés de origen armenio Charles Aznavour, no importa cuánta tragedia hay detrás del escenario el artista debe continuar la función. Así también pasa en logística, llueva, truene o relampaguee las entregas hay que cumplirlas; si las cosas no nos han salido bien en lo personal de todas maneras daremos nuestra mejor cara y sonrisa a los clientes; ante cualquier riesgo o evento no esperado la operación debe levantarse y seguir, he allí la importancia de contar con un plan de continuidad de operaciones y del negocio.

Siguiendo con la necesidad de contar con herramientas para afrontar los riesgos en la cadena de suministro, de las cuales ya vimos también cómo nos ayuda la trazabilidad en la cadena de suministro, hoy compartiremos información y videos relacionados con el plan de continuidad.

QUÉ ES UN PLAN DE CONTINUIDAD DEL NEGOCIO (BCP: BUSINESS CONTINUITY PLANNING)


Un plan de continuidad del negocio es un conjunto organizado de actividades para que una empresa pueda seguir trabajando ante circunstancias adversas y/o reponerse tras uno o más incidentes que hayan podido causar una ruptura de las operaciones del negocio.

Comprende la aplicación tanto de un Plan de Recuperación de Desastres (DRP: Disaster Recovery Planning) como de un Plan de Reestablecimiento del Negocio, y está fundamentado en la filosofía de la Gestión de Continuidad del Negocio (BCM: Business Continuity Management). Vaya creo que ya son muchas siglas por ahora, tendremos que incluir un glosario para todas las que se usan, pero eso será en otra ocasión.

Aún hoy, después de tantos incidentes naturales, económicos y demás, todavía es larga la lista de compañías que no tienen un plan de continuidad del negocio, o incluso lo tienen solo para cumplir con los requisitos que le exige alguna norma de calidad o para algún tipo de certificación. Por supuesto, también están las compañías que a conciencia y como parte de su gestión de riesgos y dirección de la empresa no solo disponen de un plan de continuidad sino que además gestionan la continuidad del negocio.

¿A quién se le ocurre que una operación logística enfrentará situaciones como un temblor que haga derribar sus estanterías y perder días de inventario de producto terminado, entre otros efectos indeseados ? ¿o que una avioneta termine estrellándose contra un depósito de productos ? Bueno, esas cosas sí pasan, fui testigo entonces.

En el 2000 las graves tormentas eléctricas en Alburquerque, New México, causaron el incendio en una planta de Phillips que fabricaba chips para Nokia y Ericsson. La reacción fue inmediata y se pudo controlar el fuego en diez minutos, pero la planta quedó sin operar varias semanas. Nokia tenía claro como afrontar esta situación con su estrategia de de proveedor alterno minimizando su pérdida en ventas. Ericsson, sin embargo, no estaba preparado para reaccionar dentro de un tiempo razonable. Lo que marcó la diferencia frente a este evento, fue cómo cada compañía tenía dispuestos planes y estrategias para darle continuidad a la operación y consecuentemente también marcó una razón de peso que condujo a la salida de Ericsson en el mercado de dispositivos móviles el año siguiente.


IMPORTANCIA DE CONTAR CON UN PLAN DE CONTINUIDAD DEL NEGOCIO (MÉXICO)


Fuente: KPMG en Imagen.com.mx 

CÓMO REALIZAR UN PLAN DE CONTINUIDAD DEL NEGOCIO (COLOMBIA)


Fuente: Negocios Telemedellín 

APLICACIÓN PRÁCTICA DE UN PLAN DE CONTINUIDAD DE OPERACIONES (BCM) (ESPAÑA)


Fuente: URBICAD

¿Cómo profesional en logística que incidentes graves ha tenido que afrontar? ¿Tenía su empresa un Plan de Continuidad de las operaciones?


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Balance en la Cadena: La importancia de balancear los elementos de la cadena.

Existen posiciones interesantes al respecto del factor humano dentro de la cadena, como en todas las disciplinas del conocimiento y de la ciencia, existen varias tendencias o perspectivas.
Por: Victor Alvarado
Desde el punto de vista conceptual, todas son muy respetables, sin embargo creo que es válido y hasta necesario hacer una revisión de estas perspectivas y validarlas con respecto a la razón de ser de la cadena de suministro, es decir, a entregar resultados. No porque conceptualmente sea válido, es aplicable y sustentable un determinado punto de vista, recordemos que la esencia de la cadena de suministro es ser la Ingeniería del sentido común, si esto no se cumple entonces estamos en problemas.
La discusión primordial gira en torno a un aspecto primordial que ya toque en otras intervenciones, el factor humano.
Existe una corriente de pensamiento muy válido en el sentido de que lo más importante es la gente, si esta se encuentra a gusto y es feliz con lo que hace, entonces entrega más y mejores resultados al crease un fuerte sentido de pertenencia y de cumplimiento de las variables de negocio. Desde el punto de vista conceptual, esto es 100% cierto y valido pero cuidado con la trampa intrínseca al adoptar un modelo sustentado en la orientación al 100% hacia la gente. Recordemos al flautista de Hamelin.
Los procesos de y la operación de la cadena siguen ciertos principios y leyes físicas que no podemos dejar de ver y de tomar en cuenta, los tres grandes componentes de un proceso son, como ya lo hemos señalado:
- Maquina
- Método
- Gente
No podemos disociar a un elemento de los otros dos, ciertamente, el elemento central que opera una maquina a través de un método es la gente, pero no podemos pretender que un proceso sea exitoso sin no contamos con la y herramientas adecuadas y aplicamos un método adecuado, eficaz, eficiente y confiable.
Por el puro hecho de tener a la gente, no podemos asegurar que el proceso en el cual participan los tres elementos, sea exitoso y por el contrario, en el futuro solo generaría frustraciones, retrabajos, confrontaciones y u clima de infelicidad en el que nadie deseara seguir trabajando.
Lo más importante en la cadena, como todo en la vida, es el balance. Necesitamos entender y comprender el alcance e impacto de los tres componentes básicos; maquina, método y hombre.
La discusión radica en la tendencia de crear un papel preponderante del elemento humano en la cadena sobre el resto de los componentes. No por ser menos compleja una maquina o una herramienta va a ser menos importante en la ecuación; de igual forma, los métodos o metodologías y sus controles son los que le dan razón y sentido a las operaciones y a las acciones generadas por el factor humano.
Es muy válido tener un ambiente agradable de trabajo, un sistema de recompensa adecuado y un horizonte de oportunidades de crecimiento y desarrollo justo, sin embargo, esto debe de ser una consecuencia de dos cosas: Un adecuado diseño de la cadena y sus procesos, mezcla de los tres elementos; y una operación correcta y exitosa que genere los resultados esperados.
Cuando confundimos esta consecuencia con el fin último de la cadena, estamos irremediablemente condenados a no lograr los resultados y cono consecuencia, generar el ambiente contrario al cual queremos llegar.
El mejor motivador en el trabajo es el éxito.
La mejor estrategia de desarrollo y operación de una cadena es ir creando y fomentando pequeñas historias de éxito, acostumbrar a la gente a ganar, a cumplir, a entregar -"to deliver" en ingles- esto se logra solo con un perfecto balance entre los elementos integrantes de los procesos.
La primera historia de éxito es la de generar un proceso simple y libre de defectos, es decir, la maquina o herramienta o sistema adecuado, con el método o metodología adecuada -que incluye los controles, desde luego- operado por la gente adecuada, es decir, perfectamente entrenada y capacitada -otra vez la correlación con la máquina y el método-, pretender hacerlo sin los otros componentes es caer en la anarquía y esta, puede funcionar como sistema social pero definitivamente no es funcional para el diseño de una cadena de suministro.
Entonces, ¿que debemos de hacer?
Como lo mencione anteriormente, dentro de nuestro proceso de análisis debemos de entender y establecer perfectamente los alcances e impactos de cada uno de los elementos en el diseño de un proceso específico.
Nuestra misión inicial es la de desarrollar procesos libres de errores, así es como podemos desarrollar al 100% el potencial del factor gente. Dentro de esta tarea los controles juegan un factor preponderante y nos ayudan a detectar variaciones o desviaciones al proceso y tomar decisiones adecuadas y a tiempo para asegurar una operación libre de defectos.
Esto conlleva un proceso intrínseco de rendición de cuentas, es decir, de entregar los resultados esperados, el no hacerlo siempre nos llevara a la situación de evaluar a las personas por su desempeño o capacidad de seguir los procesos y entregar los resultados.
Es la única forma de darle la importancia que requiere al método, de otra forma cada quien sería libre de hacer lo que más le guste, lo que más le convenga o lo que mejor le venga en gana; ese nos es el objetivo de ninguna operación dentro de la cadena.
Este proceso debe de comenzar por los directamente responsables de una operación y requiere de un proceso de autocrítica y de autoevaluación; no necesitamos que alguien venga a revisar nuestros resultados para poder tomar la decisión adecuada y corregir el rumbo.


Un error común es el de verificar el desempeño basados únicamente en el logro absoluto de las variables "duras", esto es darle preponderancia al método y al control y es tan equivocado como dejarlo todo a la gente.
La gente debe de saber que se espera de ella, como lo puede lograr y como se mide el éxito o no de las acciones que realiza; por otro lado, la gente debe de crear un compromiso de autoevaluación, de autocrítica y de autocorrección de sus errores; debe de estar dispuesta a asumir las consecuencias de una operación deficiente, de no seguir el método correcto y de no utilizar las maquinas, herramientas o sistemas correctamente.
Un sistema abierto reconoce los logros y aciertos del equipo, pero también señala las fallas y áreas de oportunidad, como parte de la naturaleza humana, siempre tendremos algo que aprender y algo que mejorar, en eso también estriba el éxito y la felicidad.
No podemos pretender no darle la importancia debida a los resultados, a los controles y al seguimiento de las metodologías o sistemas, recordemos que de buenas intenciones esta tapizado el camino al infierno.
Lo mejor que podemos hacer es el de establecer claramente los parámetros y controles requeridos y validados para cada proceso, esto conlleva una fuerte carga de conocimiento de los mismos por lo que, requerimos expertos en cada proceso parta hacer los levantamientos, el análisis y el desarrollo del mismo. Muchas veces ese experto es el operador o responsable del día a día, entonces ayudémoslo con el método correcto para que diseñe el proceso correctamente balanceado.
En esto estriba el balance, como reza la sabiduría popular: "ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre".
Como he comentado anteriormente, la responsabilidad de analizar, diseñar, implementar y operar procesos confiables y eficientes dentro de la cadena de suministro, es de los mismos integrantes de la cadena.
No podemos pretender que el equipo de RH nos diseñe el sistema perfecto para la gente, ni que el área financiera nos diseñe los mejores controles. Mucho menos que el equipo de IT diseñe y opere el sistema de gestión que requerimos en la cadena.
Todos esto es responsabilidad de los dueños y operadores de la cadena, para esto necesitamos grandes dosis de conocimiento, balance y sobre todo sentido común.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La logística como factor de competitividad para el sector automoción

La industria de automoción es un sector muy globalizado y altamente competitivo que obliga a los constructores de vehículos a producir cerca de su mercado objetivo con el menor coste posible. Ante la exigencia de ganar competitividad, la logística es uno de los factores clave sobre los que las empresas pueden actuar.
 Por: Dr. David Moya Ramírez
La logística es un factor clave en la industria de la automoción.
En nuestro país la automoción es un sector estratégico que cuenta con 18 fábricas repartidas por todo el territorio nacional  que produce más de 2,7 millones de vehículos al año y  maneja una facturación de 46.000 millones de euros al año.
La logística está adquiriendo una importancia cada vez más creciente en la estrategia de las compañías, convirtiéndose en un factor determinante para su mejora competitiva en un mercado en continuo cambio. Aplicar mejores metodologías en el aspecto logístico implica obtener ventajas competitivas respecto al resto de compañías, no sólo desde el punto de vista de la mejora de la eficiencia en la gestión,  sino por el incremento del valor añadido del producto o servicio final.
La gestión logística es un coste inevitable, ya que está asociado a la disponibilidad de los productos. Si se analizan todos los procesos involucrados en facilitar la disponibilidad del producto, según las exigencias del cliente, se pueden encontrar muchas maneras y posibilidades de mejorar y optimizar  los costes.
Los costeslogísticos en la industria de automoción son crecientes, no sólo porque los mercados de exportación de los vehículos producidos en España están fuera de nuestras fronteras, sino porque progresivamente la deslocalización va situando a los suministradores de partes y componentes, cada vez más lejos de nuestras fronteras.
La logística se convierte por tanto  en un factor clave para fabricantes y proveedores para mantener las inversiones en las factorías, conseguir la adjudicación de nuevos modelos y evitar las deslocalizaciones del sector.
Uno de los principales escollos que encontramos en nuestro país para mejorar la logística en automoción es la escasa implantación del transporte intermodal y la falta de infraestructuras que lo permitan y potencien, tanto a nivel urbano como interurbano. Muchas de las prácticas estratégicas a nivel de gestión de la cadena de suministro, como el stock cero, el crossdocking, el just in time, implican el aumento del transporte de mercancías, en especial por carretera.
Esta dependencia implica mayores impactos en términos de sostenibilidad, incidencia medioambiental, costes energéticos y siniestralidad. Se debe dotar a la flota de alternativas más ecológicas para el correcto cumplimiento de las normativas existentes en estos aspectos, para desarrollar los aspectos medioambientales y para contrarrestar el apoyo de la Unión Europea a otros medios de transporte considerados más ecológicos.
Respecto a la intermodalidad, se deben crear relaciones eficientes entre puertos y cargadores, desarrollar puertos secos, infraestructuras y gestión de ferrocarril, grupajes aéreos, práctica del short sea shipping y uso de las autopistas del mar, y creación plataformas eficientes para el intercambio de información. También se tiene que prever y prepararse para el continuo aumento de las mercancías transportadas.
En definitiva, logística y automoción son dos factores condenados a entenderse en un estratégico maridaje que permita optimizar costes y maximizar competitividad en un entorno económico cada vez más globalizado y complicado.

Fuente: Pse-globalog

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cadenas de abastecimiento verdes, oportunidades de negocio


Desde hace varios años, los temas relacionados con sostenibilidad y en particular con el medioambiente, han venido tomando una importancia cada vez mayor, en gran medida por las exigencias regulatorias, pero sobre todo por la presión que los consumidores están ejerciendo sobre aquellas empresas que no tienen procesos y programas que incentiven, por ejemplo, el uso de tecnologías amigables con el medioambiente.

Por: Nelson Beltrán, senior manager de Ernst & Young.

En esta nueva tendencia, las personas responsables por gerenciar la cadena de abastecimiento de las empresas tienen retos importantes, pero también tienen oportunidades que no se presentaban desde hace mucho tiempo. Son pocas las empresas que hoy en día no están convencidas de la importancia del tema ambiental, pero definitivamente, son aún menos las que están llevando a cabo proyectos específicos en este sentido. Las razones pueden ser muchas y muy variadas, pero el tema se dificulta en la medida en que no se identifique con claridad cómo estos temas pueden contribuir significativamente al desempeño de las empresas y cómo pueden transformar radicalmente el posicionamiento frente a sus proveedores y clientes.

1 Reducción de costos por uso eficiente de la energía

Existen muchos expertos en el tema que ven muy posible que el carbono se convierta en una moneda, tal y como lo es el dólar y el euro actualmente. Las crecientes regulaciones que están apareciendo a lo largo y ancho del mundo parecen reafirmar esta creencia, así, vemos que en algunos países de Europa ya se ha definido un costo asociado por exceder las emisiones de carbono que las entidades reguladoras establecen. Por lo cual, cuanto mejor estén preparadas las empresas, mayores oportunidades de negocio. No es común que las empresas adopten proyectos de acuerdo con las oportunidades identificadas. A continuación, resaltamos algunas oportunidades que tienen las empresas:

• Optimización en los sistemas de aislamiento de las edificaciones para reducir el consumo de energía.

• Reemplazar viajes de negocio por videoconferencias.

• Optimización de las rutas de distribución para reducir las emisiones de carbono asociadas con los diferentes mecanismos de transporte utilizados.

• Identificación de materias primas alternativas o nuevos proveedores que permitan reducir la huella de carbono.

Cualquiera de estas iniciativas podría ayudar a reducir los costos de la empresa y adicionalmente prepararla ante las nuevas regulaciones y costos asociados por las emisiones de carbono que podría tener la empresa. En todo caso, el primer paso que todas las empresas ya deberían estar dando es el cálculo de su huella de carbono para identificar oportunidades de reducción de costos.



2 Desarrollo de nuevos productos

Los profesionales del marketing están permanentemente investigando para proponerles a las empresas el desarrollo de nuevos productos que satisfagan las necesidades cambiantes de los clientes. Uno de los temas con mayor y creciente demanda son los productos que demuestran que son amigables con el medio ambiente. Desde detergentes, pasando por coches y alimentos, publicitan su “sello verde” y buscan nichos de mercado específicos. Es así como los profesionales de la cadena de abastecimiento empiezan a jugar un papel fundamental en la identificación de nuevas materias primas y sistemas de producción, en concordancia con las estrategias de mercadeo. Este nuevo mercado promete ser bastante rentable.

3 Nuevos ingresos asociados con la generación de energías alternativas

Existe un mercado naciente pero con inmenso potencial que está asociado con la venta o intercambio de energía limpia versus emisiones de carbono. Muchas empresas europeas están comenzando a invertir en el desarrollo de proyectos de generación de energía alternativa que sea más amigable con el medioambiente. Esta energía puede usarse directamente por las compañías para suplir sus necesidades de energía y en algunos casos, cuando la producción es mayor a la demanda de la empresa, sus excesos se pueden vender en el mercado.

Aunque es atractivo, este nuevo negocio debe utilizarse por las empresas como una de sus últimas estrategias asociadas con cadenas de abastecimiento verdes, ya que el retorno en la inversión de este tipo de proyectos puede ser mucho menos beneficioso que adelantar proyectos tan sencillos como la reducción de viajes de trabajo a cambio del uso de videoconferencia.

Es el momento de actuar. Casi todas las empresas tienen clara la necesidad de llevar a cabo iniciativas dentro de su cadena de abastecimiento que estén alineadas con el medioambiente, pero son pocas las que han definido con claridad proyectos concretos. 

jueves, 15 de noviembre de 2012

Cuando la cadena es muy grande


Tips y recomendaciones para cuando se diseñan cadenas de suministro regional.


Concuerdo con los autores que aseguran que la responsabilidad por la operación de la cadena de suministro debe de recaer en una sola persona o entidad en su caso. Uno de los grandes errores que he visto, es la de tratar de partir a la cadena en dos: por un lado la Manufactura y por otro lado lo que comúnmente denominan como Logística o Distribución o -craso error- Supply Chain.

Por: Victor Alvarado

Desde mi perspectiva, desconectar la planta productiva de la dinámica y operación de la cadena es regresar a los años 70's y 80's y romper el esquema de integración de la cadena de suministro. La Planta por si sola puede arrastrar a la cadena y al negocio a perder la efectividad, velocidad y flexibilidad para ganar en los mercados en los que compite. Por otro lado, generar dos Organizaciones y dos cabezas que operan en el mismo sentido y compiten por los mismos recursos es un riesgo de partir el corazón y razón de ser de la cadena en relación -y subordinación- al negocio.

Estamos hablando de modelos complejos en donde una o varias plantas regionales o globales son responsables del suministro a varios mercados o países. Como podemos hacer para mantener las cadenas integradas y a la vez poderlas administrar de forma adecuada para que no sean un pesadilla o un monstruo de mil cabezas que termine por "comerse" cuanto recurso le invirtamos, a veces literalmente.

Como recalcaba anteriormente, por grande y compleja que la cadena sea, esta debe de contar con un y solo un responsable de la misma. Esto no quiere decir que al final del día estemos generando una macro organización que por su tamaño y peso nos generan mas problemas de los que estamos tratando de resolver, las organizaciones matriciales nos van a ser de gran utilidad para este fin.

Lo realmente importante esta en definir el alcance e impacto de cada modelo de suministro, sus componentes, fronteras e interrelaciones y como estos afectan, positiva y negativamente, a los planes de negocio de cada mercado especifico.

Cuando tenemos una cadena de suministro muy grande y muy compleja lo mas conveniente es diseñarla y dimensionarla a partir de sus dos principales componentes:

El primero, que incluye a la o las plantas productivas, generalmente globales o regionales, estas son las fuentes de suministro y su misión principal es la de convertir materiales y procesos en productos terminados necesarios para satisfacer los mercados a los que atiende. La razón de ser de la Planta son los mercados que atiende y no la Planta en si misma, desconectarla del resto de la cadena solo nos llevaría a que el proceso de manufactura se convierta en el "core business" del negocio, lo cual hemos visto, es un error.

La Planta debe de ser responsable, a través de su grupo de planeación y control, del suministro primario (o T1 de ahora en adelante) para tener abastecidos adecuadamente los diferentes centros de distribución que abastecerán los diferentes mercados en base a los análisis de demanda y proceso de replenishment.

De acuerdo al Diagrama 1, el flujo de producto hacia el mercado es un proceso básico de dispersión, es decir, de como planeamos y ejecutamos la adecuada y eficiente dispersión de producto desde las fuentes de suministro hasta todos y cada uno de los puntos de venta.

Diagrama 1

Como podemos apreciar, la fuente de suministro debe ser la directamente responsable de diseñar y mantener los buffers de cobertura (Inventario) de producto terminado en cada país o región.

Dentro de sus áreas de control esta el de definir los tiempos de ciclo de producción y los leadtimes de entrega de producto en cada Centro de Distribución; componentes que en si mismos impactan en la determinación de las coberturas o inventarios a mantener en los CEDIS.

De esta forma mantenemos el control y responsabilidad de esta parte del proceso en la entidad con mayor control e influencia para optimizar la operación.

Se le da foco a la fuente de suministro acerca de como impactan sus ciclos de producción, su flexibilidad y su capacidad en la determinación del nivel de cobertura.

Finalmente, se asegura la disponibilidad de producto al costo correcto en los centros de distribución, asimismo, al ser la fuente la dueña y responsable de los niveles de inventario de cobertura en cada CEDIS puede tomar libremente las decisiones de mover producto entre los mismos, aumentar o disminuir los mismos, modificar las coberturas y tomar las decisiones pertinentes para asegurar la disponibilidad en todo momento.

El segundo gran componente, la organizacion local de mercadeo, debe de contar dentro de su estructura con un grupo operativo que incluye al equipo de planeacion. Esta organizacion es la responsable de analizar, proyectar y operar la distribución micro (o T2) dentro del mercado bajo su responsabilidad.

Su misión es la de analizar la demanda real en cada punto de venta y cada distribuidor, diseñar y planear el plan de distribución a detalle a través de sistemas de replenishment y finalmente operar el sistema de resurtido a puntos de venta.

Esta organizacion es también la responsable de operar en el día a día el surtido de pedidos, las entregas, los transportes y toda la operación referente a la entrega de producto terminado a clientes.

Esta Organización trabaja de forma conjunta y paralela con el equipo de planeacion en Planta, de forma conjunta son los responsables de mantener la disponibilidad de producto y las entregas completas y a tiempo en todo el mercado.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Cuándo se necesita recurrir al transporte frigorífico

Dentro de las diferentes modalidades de transporte de mercancías, el transporte frigorífico es uno de los más requeridos, pues es la forma de trasladar alimentos por excelencia. También precisan de vehículos con regulación de temperatura, algunas mercancías no alimentarias como es el caso de fármacos, material de fotografía o algunos productos cosméticos.

E transporte frigorífico se caracteriza porque los vehículos están acondicionados para mantener la temperatura estable en los límites que precise cada producto. Pero, además, estas cámaras controlan otros aspectos como la humedad o la luz. En el caso de traslados internacionales de larga duración, lo más recomendado es el transporte frigorífico en vehículos de Atmósfera Controlada, con un aire que mantiene la proporción perfecta de oxígeno con nitrógeno y dióxido de carbono, una variable esencial para mantener los productos en la mejores condiciones.

Algunas recomendaciones básicas para que el transporte frigorífico garantice la calidad del producto son, por ejemplo, que las mercancías se embalen de la manera más adecuada, además de someterlo a un preenfriado antes de introducirlo en el vehículo. Y es que, los vehículos de transporte frigorífico no están capacitados para rebajar la temperatura de los alimentos, solo lo están para mantenerla estable.

Pero, otro elemento esencial para un transporte frigorífico con garantías es que solo lo realice personal específicamente formado. De hecho, se exige, en el caso del transporte de estos productos que se cuente con el carné de manipulador de alimentos. Y, el otro punto clave es lo que se conoce como conservación de la cadena de frío.




Video: Logisticadefrio.com

miércoles, 31 de octubre de 2012

¿Qué hago con mi stock? Elaborar un buen destockaje


Si en tu negocio se te están empezando a acumular los productos y no sabes que hacer con el aumento de stock, no te preocupes, te daremos una serie de consejos para saber qué hacer con el stock sobrante sin que nos afecte demasiado y podamos elaborar un buen destockaje. De entre todos los consejos ya depende de ti elegir mejor la técnica que se adapte a tu negocio, ya que existen muchas posibilidades al alcance de tu mano. Éstas son algunas:

Por: Arantxa Asián

Rebajas: son los métodos más tradicionales de sacar el exceso de material. Los precios reducidos son un reclamo infalible de clientes y usuarios, que se acercan a su  negocio para echar un ojo y aprovechar los buenos precios.

Outlet: esta técnica es cada vez más valorada a la hora de crear nuevas vías de negocio. La venta de grandes marcas a precios reducidos sigue siendo una apuesta segura, de modo que crear su espacio de marcas outlet puede ser una gran idea.

E-commerce: el comercio electrónico es el futuro y si todavía no tienes una web que complemente tus ventas y los destockajes de la tienda o donde puedas hacer promociones más accesibles a lo usuarios, no te preocupes, existen muchas vías de salida de productos a través de proveedores online.

Ventas al extranjero: la globalización del mercado llegada de la mano del e-commerce, unida a la crisis actual, ha dado lugar a que muchas empresas incorporen a su estrategia de venta la posibilidad de sacar su producto al comercio exterior. Sin duda se trata de una vía a considerar no solo para sacar nuestro stock adelante, sino para ampliar las zonas de comercialización y explorar nuevos horizontes para el negocio.

Cataloga sólo los mejores productos: Productos en rebajas no es lo mismo que productos de baja calidad. Por eso, para que tu destockaje funcione bien, debes únicamente ofrecer productos que no se hayan conseguido vender, bien porque se han quedado desfasados o que no han tenido una buena promoción.

Indica bien que se trata de un destockaje: No olvides señalar correctamente que las rebajas de precios es consecuencia de la puesta en marcha de un destockaje y ofrece cuanto más detalles mejor. Indica claramente que se mantienen durante un determinado periodo de tiempo, que los productos estarán disponibles hasta agotar existencias e incentive la compra rápida. Utiliza el merchandaising para que quede bien claro que se trata de una liquidación a través de la imagen, infografías…

Incorpora promociones y social marketing: Realiza concursos, descuentos regalo y otro tipo de promociones que permitan disfrutar al usuario de condiciones especiales siempre es un buen punto de apoyo a los proyectos de liquidación. Aprovecha las redes sociales para complementar tu estrategia de promoción, ya que son buenos amplificadores y conseguirá llegar a más público.

Olvide el  stock para siempre. Pásate al dropshipping. Se trata de un sistema que permite disponer de un comercio virtual sin necesidad de invertir en stock y que usan tanto tiendas físicas (como complemento de venta de los productos en local), como las tiendas online o virtuales, que no cuentan con espacio físico. A través del dropshipping, el propietario de la tienda puede ofrecer el catálogo de productos que le proporciona su proveedor y será el proveedor de Dropshipping el que se encarga de preparar y enviar los artículos directamente al comprador, gestionar devoluciones y resolver incidencias.

Fuente: Muypymes

miércoles, 17 de octubre de 2012

Los 7 Desperdicios en la Manufactura

Para facilitar la investigación de los desperdicios existe una clasificación reconocida mundialmente que nos permite clasificarlos de manera rápida y eficiente ayudándonos a su vez a encontrar soluciones a los problemas se que generan.

Sobreproducción: Producir producto en mayor cantidad de la requerida por el cliente. La mentalidad general de los supervisores de producción es la de ir por delante de los requerimientos, para así garantizar el programa de producción aún en el caso de tener algún contratiempo con los equipos o los insumos. Pero esto los lleva a acumular producto lo que implica que estamos gastando más dinero del necesario al utilizar más materia prima de la que se requería así como la utilización de equipos y energía que no se necesitaba en ese momento; además de correr el riesgo que dicho exceso de material sufra algún tipo de daño o contenga algún problema que no fue identificado y requiere de retrabajo posteriormente. Todo esto solo agrega costo al producto final.

Inventario: Producto terminado, producto en proceso, partes y piezas mantenidas en el inventario normalmente no agregan valor; al contrario solo agregan costo por ocupar espacio, requerir equipo de manejo de materiales, cadenas de transporte y montacargas. El exceso de inventario acumulado en la planta solo acumula polvo, pero nada de valor agregado y su calidad se degradará en el tiempo. Cuando los niveles de inventarios son altos, nadie se preocupa por problemas como falla de equipos, calidad, ausentismo y se pierde la oportunidad de mejorar. El inventario es como el agua en un estanque, solo veremos las piedras si bajamos el nivel del agua. Una vez que bajamos los niveles de inventario, empezaremos a ver los problemas que requieren solución para poder agregar valor a nuestro producto.

Reparación/Rechazos: Los rechazos de calidad interrumpen el proceso productivo, generan acumulación de material y costosos procesos de reparación, que eventualmente puede generar que algunos productos defectuosos lleguen a las manos de los clientes. Todo esto genera incrementos de costo así como inconformidad por parte de los clientes. Es importante que nuestros procesos tengan previstos métodos para detener la producción cuando la misma está generando producto no conforme, especialmente en grandes y costosos equipos automáticos que producen cientos de piezas por minutos.

Movimiento: Todo movimiento de una persona que no sea necesario para agregar valor al proceso es un desperdicio. Es muy importante garantizar que los componentes necesarios para efectuar el trabajo de la persona se encuentran lo más cerca posible de la operación, la búsqueda de material al inventario, el acarreo de piezas pesadas, la busque de documentos, todo esto son muestras de desperdicio que debemos evitar. Una buena observación de la operación nos puede indicar condiciones que pueden ser evitadas para disminuir los movimientos innecesarios.

Sobre-procesamiento: Efectuar pasos innecesarios para producir un producto es un ejemplo de desperdicio de sobre-procesamiento. Movimiento excesivo de componentes dentro de la planta hasta llegar al sitio donde finalmente serán ensamblados los mismos también son ejemplos de desperdicio. Estos pueden ser evitados simplificando los procesos y agrupando operaciones más cerca del lugar de ensamble final.

Espera: Cuando un operario espera por el resultado de otra operación para poder continuar su proceso, cuando un equipo falla y la persona no puede continuar con su operación, este tipo de desperdicio normalmente puede ser observado fácilmente.

Transporte: El mover materiales y piezas en el proceso productivo es algo normal, pero es muy importante tener en cuenta que todo este movimiento no agregan nada de valor al producto; por tal razón todos esto movimientos deben ser minimizados, pues los mismos son innecesarios y podrían incorporar daño a nuestro producto al no ser manejado apropiadamente.

La eliminación de desperdicios tendrá un impacto directo en el costo de nuestros productos, en el incremento de la productividad, en el mejoramiento de la calidad y en la organización del sitio de trabajo, entre otros. Pero si realmente queremos que estas mejoras perduren en el tiempo, será necesario que hagamos un esfuerzo para garantizar la estandarización de las operaciones, de manera que podamos garantizar que cada operario involucrado en esas operaciones tiene el nivel de conocimiento y entrenamiento necesario para ejecutar dichas operaciones y que dicha información puede ser utilizada para entrenar a los nuevos miembros de la organización cuando sea necesario.