Páginas

miércoles, 28 de noviembre de 2012

La logística como factor de competitividad para el sector automoción

La industria de automoción es un sector muy globalizado y altamente competitivo que obliga a los constructores de vehículos a producir cerca de su mercado objetivo con el menor coste posible. Ante la exigencia de ganar competitividad, la logística es uno de los factores clave sobre los que las empresas pueden actuar.
 Por: Dr. David Moya Ramírez
La logística es un factor clave en la industria de la automoción.
En nuestro país la automoción es un sector estratégico que cuenta con 18 fábricas repartidas por todo el territorio nacional  que produce más de 2,7 millones de vehículos al año y  maneja una facturación de 46.000 millones de euros al año.
La logística está adquiriendo una importancia cada vez más creciente en la estrategia de las compañías, convirtiéndose en un factor determinante para su mejora competitiva en un mercado en continuo cambio. Aplicar mejores metodologías en el aspecto logístico implica obtener ventajas competitivas respecto al resto de compañías, no sólo desde el punto de vista de la mejora de la eficiencia en la gestión,  sino por el incremento del valor añadido del producto o servicio final.
La gestión logística es un coste inevitable, ya que está asociado a la disponibilidad de los productos. Si se analizan todos los procesos involucrados en facilitar la disponibilidad del producto, según las exigencias del cliente, se pueden encontrar muchas maneras y posibilidades de mejorar y optimizar  los costes.
Los costeslogísticos en la industria de automoción son crecientes, no sólo porque los mercados de exportación de los vehículos producidos en España están fuera de nuestras fronteras, sino porque progresivamente la deslocalización va situando a los suministradores de partes y componentes, cada vez más lejos de nuestras fronteras.
La logística se convierte por tanto  en un factor clave para fabricantes y proveedores para mantener las inversiones en las factorías, conseguir la adjudicación de nuevos modelos y evitar las deslocalizaciones del sector.
Uno de los principales escollos que encontramos en nuestro país para mejorar la logística en automoción es la escasa implantación del transporte intermodal y la falta de infraestructuras que lo permitan y potencien, tanto a nivel urbano como interurbano. Muchas de las prácticas estratégicas a nivel de gestión de la cadena de suministro, como el stock cero, el crossdocking, el just in time, implican el aumento del transporte de mercancías, en especial por carretera.
Esta dependencia implica mayores impactos en términos de sostenibilidad, incidencia medioambiental, costes energéticos y siniestralidad. Se debe dotar a la flota de alternativas más ecológicas para el correcto cumplimiento de las normativas existentes en estos aspectos, para desarrollar los aspectos medioambientales y para contrarrestar el apoyo de la Unión Europea a otros medios de transporte considerados más ecológicos.
Respecto a la intermodalidad, se deben crear relaciones eficientes entre puertos y cargadores, desarrollar puertos secos, infraestructuras y gestión de ferrocarril, grupajes aéreos, práctica del short sea shipping y uso de las autopistas del mar, y creación plataformas eficientes para el intercambio de información. También se tiene que prever y prepararse para el continuo aumento de las mercancías transportadas.
En definitiva, logística y automoción son dos factores condenados a entenderse en un estratégico maridaje que permita optimizar costes y maximizar competitividad en un entorno económico cada vez más globalizado y complicado.

Fuente: Pse-globalog

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cadenas de abastecimiento verdes, oportunidades de negocio


Desde hace varios años, los temas relacionados con sostenibilidad y en particular con el medioambiente, han venido tomando una importancia cada vez mayor, en gran medida por las exigencias regulatorias, pero sobre todo por la presión que los consumidores están ejerciendo sobre aquellas empresas que no tienen procesos y programas que incentiven, por ejemplo, el uso de tecnologías amigables con el medioambiente.

Por: Nelson Beltrán, senior manager de Ernst & Young.

En esta nueva tendencia, las personas responsables por gerenciar la cadena de abastecimiento de las empresas tienen retos importantes, pero también tienen oportunidades que no se presentaban desde hace mucho tiempo. Son pocas las empresas que hoy en día no están convencidas de la importancia del tema ambiental, pero definitivamente, son aún menos las que están llevando a cabo proyectos específicos en este sentido. Las razones pueden ser muchas y muy variadas, pero el tema se dificulta en la medida en que no se identifique con claridad cómo estos temas pueden contribuir significativamente al desempeño de las empresas y cómo pueden transformar radicalmente el posicionamiento frente a sus proveedores y clientes.

1 Reducción de costos por uso eficiente de la energía

Existen muchos expertos en el tema que ven muy posible que el carbono se convierta en una moneda, tal y como lo es el dólar y el euro actualmente. Las crecientes regulaciones que están apareciendo a lo largo y ancho del mundo parecen reafirmar esta creencia, así, vemos que en algunos países de Europa ya se ha definido un costo asociado por exceder las emisiones de carbono que las entidades reguladoras establecen. Por lo cual, cuanto mejor estén preparadas las empresas, mayores oportunidades de negocio. No es común que las empresas adopten proyectos de acuerdo con las oportunidades identificadas. A continuación, resaltamos algunas oportunidades que tienen las empresas:

• Optimización en los sistemas de aislamiento de las edificaciones para reducir el consumo de energía.

• Reemplazar viajes de negocio por videoconferencias.

• Optimización de las rutas de distribución para reducir las emisiones de carbono asociadas con los diferentes mecanismos de transporte utilizados.

• Identificación de materias primas alternativas o nuevos proveedores que permitan reducir la huella de carbono.

Cualquiera de estas iniciativas podría ayudar a reducir los costos de la empresa y adicionalmente prepararla ante las nuevas regulaciones y costos asociados por las emisiones de carbono que podría tener la empresa. En todo caso, el primer paso que todas las empresas ya deberían estar dando es el cálculo de su huella de carbono para identificar oportunidades de reducción de costos.



2 Desarrollo de nuevos productos

Los profesionales del marketing están permanentemente investigando para proponerles a las empresas el desarrollo de nuevos productos que satisfagan las necesidades cambiantes de los clientes. Uno de los temas con mayor y creciente demanda son los productos que demuestran que son amigables con el medio ambiente. Desde detergentes, pasando por coches y alimentos, publicitan su “sello verde” y buscan nichos de mercado específicos. Es así como los profesionales de la cadena de abastecimiento empiezan a jugar un papel fundamental en la identificación de nuevas materias primas y sistemas de producción, en concordancia con las estrategias de mercadeo. Este nuevo mercado promete ser bastante rentable.

3 Nuevos ingresos asociados con la generación de energías alternativas

Existe un mercado naciente pero con inmenso potencial que está asociado con la venta o intercambio de energía limpia versus emisiones de carbono. Muchas empresas europeas están comenzando a invertir en el desarrollo de proyectos de generación de energía alternativa que sea más amigable con el medioambiente. Esta energía puede usarse directamente por las compañías para suplir sus necesidades de energía y en algunos casos, cuando la producción es mayor a la demanda de la empresa, sus excesos se pueden vender en el mercado.

Aunque es atractivo, este nuevo negocio debe utilizarse por las empresas como una de sus últimas estrategias asociadas con cadenas de abastecimiento verdes, ya que el retorno en la inversión de este tipo de proyectos puede ser mucho menos beneficioso que adelantar proyectos tan sencillos como la reducción de viajes de trabajo a cambio del uso de videoconferencia.

Es el momento de actuar. Casi todas las empresas tienen clara la necesidad de llevar a cabo iniciativas dentro de su cadena de abastecimiento que estén alineadas con el medioambiente, pero son pocas las que han definido con claridad proyectos concretos. 

jueves, 15 de noviembre de 2012

Cuando la cadena es muy grande


Tips y recomendaciones para cuando se diseñan cadenas de suministro regional.


Concuerdo con los autores que aseguran que la responsabilidad por la operación de la cadena de suministro debe de recaer en una sola persona o entidad en su caso. Uno de los grandes errores que he visto, es la de tratar de partir a la cadena en dos: por un lado la Manufactura y por otro lado lo que comúnmente denominan como Logística o Distribución o -craso error- Supply Chain.

Por: Victor Alvarado

Desde mi perspectiva, desconectar la planta productiva de la dinámica y operación de la cadena es regresar a los años 70's y 80's y romper el esquema de integración de la cadena de suministro. La Planta por si sola puede arrastrar a la cadena y al negocio a perder la efectividad, velocidad y flexibilidad para ganar en los mercados en los que compite. Por otro lado, generar dos Organizaciones y dos cabezas que operan en el mismo sentido y compiten por los mismos recursos es un riesgo de partir el corazón y razón de ser de la cadena en relación -y subordinación- al negocio.

Estamos hablando de modelos complejos en donde una o varias plantas regionales o globales son responsables del suministro a varios mercados o países. Como podemos hacer para mantener las cadenas integradas y a la vez poderlas administrar de forma adecuada para que no sean un pesadilla o un monstruo de mil cabezas que termine por "comerse" cuanto recurso le invirtamos, a veces literalmente.

Como recalcaba anteriormente, por grande y compleja que la cadena sea, esta debe de contar con un y solo un responsable de la misma. Esto no quiere decir que al final del día estemos generando una macro organización que por su tamaño y peso nos generan mas problemas de los que estamos tratando de resolver, las organizaciones matriciales nos van a ser de gran utilidad para este fin.

Lo realmente importante esta en definir el alcance e impacto de cada modelo de suministro, sus componentes, fronteras e interrelaciones y como estos afectan, positiva y negativamente, a los planes de negocio de cada mercado especifico.

Cuando tenemos una cadena de suministro muy grande y muy compleja lo mas conveniente es diseñarla y dimensionarla a partir de sus dos principales componentes:

El primero, que incluye a la o las plantas productivas, generalmente globales o regionales, estas son las fuentes de suministro y su misión principal es la de convertir materiales y procesos en productos terminados necesarios para satisfacer los mercados a los que atiende. La razón de ser de la Planta son los mercados que atiende y no la Planta en si misma, desconectarla del resto de la cadena solo nos llevaría a que el proceso de manufactura se convierta en el "core business" del negocio, lo cual hemos visto, es un error.

La Planta debe de ser responsable, a través de su grupo de planeación y control, del suministro primario (o T1 de ahora en adelante) para tener abastecidos adecuadamente los diferentes centros de distribución que abastecerán los diferentes mercados en base a los análisis de demanda y proceso de replenishment.

De acuerdo al Diagrama 1, el flujo de producto hacia el mercado es un proceso básico de dispersión, es decir, de como planeamos y ejecutamos la adecuada y eficiente dispersión de producto desde las fuentes de suministro hasta todos y cada uno de los puntos de venta.

Diagrama 1

Como podemos apreciar, la fuente de suministro debe ser la directamente responsable de diseñar y mantener los buffers de cobertura (Inventario) de producto terminado en cada país o región.

Dentro de sus áreas de control esta el de definir los tiempos de ciclo de producción y los leadtimes de entrega de producto en cada Centro de Distribución; componentes que en si mismos impactan en la determinación de las coberturas o inventarios a mantener en los CEDIS.

De esta forma mantenemos el control y responsabilidad de esta parte del proceso en la entidad con mayor control e influencia para optimizar la operación.

Se le da foco a la fuente de suministro acerca de como impactan sus ciclos de producción, su flexibilidad y su capacidad en la determinación del nivel de cobertura.

Finalmente, se asegura la disponibilidad de producto al costo correcto en los centros de distribución, asimismo, al ser la fuente la dueña y responsable de los niveles de inventario de cobertura en cada CEDIS puede tomar libremente las decisiones de mover producto entre los mismos, aumentar o disminuir los mismos, modificar las coberturas y tomar las decisiones pertinentes para asegurar la disponibilidad en todo momento.

El segundo gran componente, la organizacion local de mercadeo, debe de contar dentro de su estructura con un grupo operativo que incluye al equipo de planeacion. Esta organizacion es la responsable de analizar, proyectar y operar la distribución micro (o T2) dentro del mercado bajo su responsabilidad.

Su misión es la de analizar la demanda real en cada punto de venta y cada distribuidor, diseñar y planear el plan de distribución a detalle a través de sistemas de replenishment y finalmente operar el sistema de resurtido a puntos de venta.

Esta organizacion es también la responsable de operar en el día a día el surtido de pedidos, las entregas, los transportes y toda la operación referente a la entrega de producto terminado a clientes.

Esta Organización trabaja de forma conjunta y paralela con el equipo de planeacion en Planta, de forma conjunta son los responsables de mantener la disponibilidad de producto y las entregas completas y a tiempo en todo el mercado.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Cuándo se necesita recurrir al transporte frigorífico

Dentro de las diferentes modalidades de transporte de mercancías, el transporte frigorífico es uno de los más requeridos, pues es la forma de trasladar alimentos por excelencia. También precisan de vehículos con regulación de temperatura, algunas mercancías no alimentarias como es el caso de fármacos, material de fotografía o algunos productos cosméticos.

E transporte frigorífico se caracteriza porque los vehículos están acondicionados para mantener la temperatura estable en los límites que precise cada producto. Pero, además, estas cámaras controlan otros aspectos como la humedad o la luz. En el caso de traslados internacionales de larga duración, lo más recomendado es el transporte frigorífico en vehículos de Atmósfera Controlada, con un aire que mantiene la proporción perfecta de oxígeno con nitrógeno y dióxido de carbono, una variable esencial para mantener los productos en la mejores condiciones.

Algunas recomendaciones básicas para que el transporte frigorífico garantice la calidad del producto son, por ejemplo, que las mercancías se embalen de la manera más adecuada, además de someterlo a un preenfriado antes de introducirlo en el vehículo. Y es que, los vehículos de transporte frigorífico no están capacitados para rebajar la temperatura de los alimentos, solo lo están para mantenerla estable.

Pero, otro elemento esencial para un transporte frigorífico con garantías es que solo lo realice personal específicamente formado. De hecho, se exige, en el caso del transporte de estos productos que se cuente con el carné de manipulador de alimentos. Y, el otro punto clave es lo que se conoce como conservación de la cadena de frío.




Video: Logisticadefrio.com