Páginas

miércoles, 23 de enero de 2013

Características y beneficios de un Sistemas de Gestión de Almacén


Un SGA es un programa informático destinado a gestionar la operativa de un almacén. Proviene de la traducción del término inglés WMS (Warehouse Management System).

Para ser considerado como tal, y no una simple gestión de stocks, el programa no sólo ha de gestionar las ubicaciones de los productos, sino también los movimientos de los operarios y de las máquinas encargadas de la manutención de los artículos.

¿Qué hace?

Podemos resumir las funciones de un SGA en 5 puntos

  1. Control de nivel de stock del almacén a nivel de existencia-ubicación. Es la función por excelencia del SGA, tener perfecamente controlados los inventarios.
  2. Gestión a tiempo real. Es una función imprescindible, de no poder trabajar en tiempo real el uso del SGA como tal no tendría sentido.
  3. Trazabilidad. El uso del SGA nos brinda la trazabilidad dentro de nuestro almacén. La trazabilidad que puede considerarse como un factor competitivo para el cliente, está convirtiéndose en una exigencia básica que tenemos que ofrecer. En determinados sectores sin Trazabilidad no puedes competir.
  4. Planificación, asignación y control de la carga de trabajo de los recursos del almacén.
  5. Reportar la información necesaria para la toma de decisiones. En este punto hay que tener en cuenta la integración con el ERP de la empresa. Ya que el futuro del ERP y del SGA es trabajar juntos proporcionando un control total sobre la empresa


¿Qué debe hacer?

  1. Versatilidad frente a los diferentes almacenes. Tipologías de unidad de carga. Tipo de pedidos de cliente.
  2. Gestión de las ubicaciones del almacén.
  3. Perfecta integración con el ERP-SGA-ERP.
  4. Perfecta integración con otros elementos hardware ( transelevadores, impresoras, etc)
  5. Soporte de tecnologías de identificación (Código de barras, RFID, etc)
  6. Implementación de técnicas logísticas, como el cross docking, picking inverso, etc)
  7. Intercambio de información (stock-status, EDI)
  8. Integración tracking.
  9. Organización del transporte. Colas /carga de trabajo.


Más allá del SGA

  1. Integración Mensajería y workflow.
  2. Integración con sistema Business Inteligence.
  3. Publicación en portal.
  4. Albaranes: gestión documental. 



Por último quería listaros ventajas que obtenemos del uso de un Sistema de Gestión de Almacén.

Ventajas del uso de un SGA en nuestra empresa.

  • Reduce el efecto de la rotación de personal.
  • Aumenta la versatilidad de los operarios
  • La fiabilidad y productividad de los operarios es alta desde el primer día.
  • Ratios d productividad precisos.
  • Fiabilidad en el stock de materias primas e intermedias.
  • Información clara y detallada de stocks y tendencias adías vista.
  • Planificación fiable.
  • Imputación y control de costes más fiable.
  • Facilita la toma de decisiones.
  • Reducción de las tareas administrativas.
  • Reducción de costes. Reducción del espacio necesario.
  • Mejor determinación del retorno de la inversión.
  • Incremento del ratio de servicio, reducción de las rupturas de stock.
  • Reducción de los plazos de entrega.
  • Plazos fiables.
  • Mejora en la relación con clientes y proveedores.
  • Fiabilidad del stock a tiempo real.
  • Fácil planificación de necesidades.
  • Reducción de obsolescencias.
  • Disminución de devoluciones.


Hoy en día, si queremos ofrecer un buen nivel de servicio y que sea de calidad, Debemos de poder ofrecer a nuestros clientes en cualquier momento la situación de su stock. Y para trabajar de forma eficaz y eficiente, a nivel interno debemos conocer donde está la mercancía en cada momento y que está ocurriendo con ella.

Si no tus sistemas actuales no puedes conseguir esto, necesitas un SGA.

Fuente: Pymecrunch

miércoles, 16 de enero de 2013

Costos asociados a los inventarios


Esta parte del tema, es de suma importancia ya que en ella vamos a definir los costes que aparecen asociados a los inventarios y que son los que van a permitir el modelo de gestión de inventarios adecuado para mi empresa, que habitualmente vendrá determinado por los costes que generen y que pueda evitar.

Tendremos que tener en cuenta que el coste de mantener un artículo en inventario dependerá, entre otros factores, de su valor. El valor unitario de un artículo mantenido en inventario es, en el caso de un artículo suministrado por un proveedor externo, simplemente el precio pagado por el artículo a su proveedor, dependerá del tamaño del pedido.

Si por el contrario se trata de un artículo que ha sufrido alguna transformación en la empresa, como es el caso de los productos en curso o de los productos terminados, el valor del mismo es más difícil de determinar, muchas veces con la contabilidad de explotación habitual, no podremos llegar a determinar el valor exacto de
Ese producto y dependerá en gran manera del sistema que empleemos para determinar los costes:

· Sistema de contabilidad por proceso o contabilidad por pedidos
· La valoración de los costes (reales, standard o predeterminados)
· Sistema de costes totales o sistema de costes directos.

Sin embargo y a pesar de los distintos sistemas de contabilidad de costes contemplados anteriormente, en ninguno de ellos se tienen en cuenta los costes más importantes desde el punto de vista de la gestión de stocks, que no son otros que los COSTES DE OPORTUNIDAD, es decir los datos de los costes que proporciona la contabilidad convencional pueden no ser relevantes o necesitar de alguna elaboración para su utilización en cualquier sistema de gestión de inventarios.

En consecuencia, los costes más importantes asociados a un sistema de gestión de inventarios se pueden agrupar en:

· Costes de almacenamiento, posesión o mantenimiento de inventarios.
· Costes de reaprovisionamiento, renovación de stocks o realización de pedidos.
· Costes de ruptura de stock o de la demanda insatisfecha.

Vamos a pasar a analizar más con detenimiento cada uno de estos costes:

Costes de Almacenamiento, posesión o mantenimiento.

Con esta denominación nos referimos a los costes debidos al nivel del stock de cada uno de los productos de inventario, por ello también se le denomina costes de posesión de inventario.

Al tomar la decisión de almacenar ciertos productos constituyendo un inventario, se realizan unos gastos en instalaciones y personal. Estos gastos son asignables a la decisión de la existencia del almacén. Pero no a la política de gestión del stock de cada uno de los productos del almacén. Una vez se ha incurrido en ellos, las instalaciones existen y el personal se ha contratado, por lo tanto no se verán afectados por el tamaño de los lotes que se reciban en el almacén.



Los costes en los que estamos interesados son costes incrementales que varían según el número de unidades de cada producto que se mantenga en el almacén.
Otro factor importante que interviene también en este tipo de costes es el factor tiempo, ya que el nivel de stock de cada producto varía con él.

Los conceptos de coste que se ven afectados por el nivel de stock son los siguientes:

Capital invertido en stock o coste de oportunidad del capital: En este caso nos estamos refiriendo al coste en que se incurre al mantener inmovilizado en inventario el capital correspondiente, en vez de invertirlo. Estos recursos económicos pueden valorarse de diferentes maneras, desde considerarlos como una tasa análoga a la de las cargas financieras que la empresa soporta o como la tasa de rentabilidad que la empresa podría obtener en una inversión alternativa de dentro de la clase de riesgo a la que corresponde (la gestión de stock está considerada de bajo riesgo, puesto que es rápidamente convertible en caja). Por tanto este coste suele estar entre un 4 % y un 7 %.

Coste variable de almacenamiento: El mantenimiento de inventarios, implica la necesidad de disponer de almacenes, con su personal correspondiente, equipo de manejo de materiales, alquiler de espacio para almacenaje... El porcentaje suele estar entre el 0 y el 10%.

Riesgo de obsolescencia: Los cambios en los consumidores o el progreso tecnológico pueden dar lugar a que un artículo mantenido en inventario, no tenga salida en el mercado, lo que implica un coste muy a tener en cuenta, una situación muy típica es la de los productos sujetos a modas muy efímeras, como la ropa. El porcentaje se calcula entre el 1% y el 5%.

Riesgo de deterioro, robos o desperfectos: El mantenimiento durante un cierto tiempo de una determinada cantidad de un artículo en inventario lleva consigo la pérdida de parte de estos artículos como consecuencia de las condiciones ambientales no apropiadas, roturas accidentales, pérdidas, robos... , lo que evidentemente afectará al valor de venta del producto. En este caso el porcentaje, se estima entre un 1% y 10 %.

Seguros, impuestos...: Otros costes que varían con el nivel de stock, tales como son las pólizas de seguros, impuestos que los graven ... Entre el 1% y el 5%.

La valoración del coste asociado al capital puede realizarse en función del concepto que estemos manejando en ese momento bien por:

· El valor de coste de los productos almacenados.
· El valor de venta de los productos almacenados.

Todas ellos bien en términos actuales o en los esperados para el horizonte temporal que corresponda a los productos almacenados.

La elección de una u otra opción tiene importantes consecuencias sobre la política de gestión de stock que se elija, y teniendo en cuenta que este no es más que uno de los conceptos de coste afectados por el nivel de stock.



Los riesgos de obsolescencia y deterioro no tienen por qué ser los mismos para los distintos productos que componen el inventario. Ello trae como consecuencia que los costes de mantenimiento sea distintos entre los productos, lo cual incrementa enormemente la complejidad de la gestión de stock.

Una gran mayoría de especialistas en la materia se inclinan por la selección de un coste de mantenimiento igual para amplios conjuntos de productos del inventario (todos ellos, si es posible) basado en una valoración del coste de capital, según la tasa de rentabilidad que la empresa espera realizar en el volumen global de sus inversiones.

Para estimar el capital inmovilizado en stock, de nuevo se encuentra la dificultad de adecuación de los datos contables a la valoración de las distintas decisiones que se pueden tomar (métodos de valoración FIFO, LIFO, PMP). Como norma general se puede decir que el total de los costes asignados por todos los conceptos suele estar típicamente entre el 25% y el 30%.

El empleo de costes standard trae consigo la deformación de que se le aplican a la valoración del stock, además de los costes de personal y los materiales que le son propios, el porcentaje de gastos generales que se ha considerado adecuado desde el punto de vista de la contabilidad general de la empresa. Pero gran parte de estos gastos generales son fijos, independientes de las decisiones que se han de tomar.

En definitiva, sólo los costes de personal y material directamente afectados por la obtención de los productos más la parte de los costes generales que sea variable con el tamaño de los lotes deberían intervenir en la valoración de los productos que se mantienen.

Costes de reaprovisionamiento, renovación o realización de pedidos.

Entendemos por coste de reaprovisionamiento, el coste total que se origina cada vez que se efectúa un pedido de un artículo. Este concepto de coste, se desglosa a su vez en otros dos:

miércoles, 9 de enero de 2013

Objetivos de la Logística Empresarial


El responsable logístico de una empresa busca, dentro de los objetivos más generales de ésta, sus propios objetivos funcionales que, básicamente, deben servir para llevar a la firma hacia las metas establecidas. En concreto, su misión consiste en desarrollar una relación de actividades logísticas capaz de lograr el mayor retorno posible de los fondos invertidos en la empresa. Este objetivo se mueve sobre dos dimensiones: el impacto del diseño del sistema logístico sobre los ingresos y el coste de dicho diseño.

Por: Jaime Ariansen Céspedes


Los objetivos de la logística es responder a la demanda, obteniendo un óptimo nivel de servicio al menor coste posible. Dentro de este gran objetivo, podemos señalar los siguientes:
Suministrar: los productos necesarios, en el momento oportuno, en las cantidades requeridas, con la calidad demandada y al mínimo coste.

• Haciendo prioritarias las necesidades del cliente.
• Con la flexibilidad necesaria para cubrir las necesidades del mercado cambiante.
• Reaccionando rápidamente ante los pedidos del cliente.

Así pues James Heskett nos dice que el objetivo de la logística es el de responder a la demanda, obtenido un óptimo nivel de servicio, al menor coste posible.
Importancia de la función de compras

Compras es un término utilizado en la industria para identificar las actividades destinadas a obtener materiales, suministros y servicios. En sentido estricto, las metas de compras implican definir la necesidad, seleccionar el proveedor, acordar un precio aceptable, elaborar el contrato y dar curso para asegurar una entrega adecuada. De tal modo los objetivos en materia de compra pueden ser definidas como:

  • Proveer un flujo ininterrumpido de materiales y servicios al sistema de operación.
  • Mantener el mínimo nivel de inversión en materia de inventarios.
  • Maximizar los niveles de calidad.
  • Encontrar y desarrollar fuentes competitivas de suministros.
  • Estandarizar.
  • Comprar materiales al más bajo coste total de adquisición
  • Fomentar las relaciones interfuncionales


Las adquisiciones contribuyen directamente a los resultados operativos y a las utilidades de una empresa. El hecho de que compras sea responsable de gastar más del 60% de los ingresos de ventas de una empresa manufacturera, hace resaltar el potencial que esta función representa para aumentar las utilidades. El dinero que se ahorre al comprar es dinero que se acumula en utilidades.

Fuente: La gerencia

miércoles, 2 de enero de 2013

Principales diferencias existentes entre la logística tradicional con la logística online


Uno de los mayores problemas que se encuentran las tiendas online es solventar de manera adecuada los procesos logísticos derivados de los pedidos. Hay que valorar que los e-clientes son rigurosos y se inquietan con facilidad, por lo que no es bueno hacerles esperar por aquello que han pagado y comprado, hay que tener en cuenta es que la ley autoriza a los consumidores a cancelar en cualquier momento las transacciones cargadas con una tarjeta de crédito.

Por Héctor Tudanca 

El tema de la e-logística no afecta en exclusividad al cliente final, para la empresa que presta el servicio puede suponer un importante obstáculo. Muchas veces ve como los procesos de venta se ven frenados por algún tema de distribución, es por ello que aquellas empresas que operan por internet deben tener un buen sistema de e-logística. Las principales diferencias existentes entre la logística tradicional con la logística online son:

  • Existe un gran número de referencias variables asociadas a un catálogo
  • El catalogo se conforma de productos asociados a códigos
  • Coexisten varios proveedores con grados de interacción
  • En el mundo online nos encontramos con grandes cantidades de información relacionada y con gran capacidad para conseguir pedidos
  • En los centros de distribución conviven varios procesos de trabajo
  • A mayor número de puntos de entrega, mayor enrevesamiento en los procesos de pago
  • A pesar de que exista la posibilidad de tener un pequeño stock, en los centros de distribución debemos encontrarnos usar varios centros de intercambio y consolidación de pedidos
  • El inventario debe ser continuo y virtual, ya que operamos a través de códigos de producto
  • El comercio online dispone de una alta capacidad de captar clientes, por lo que hay que tener una gran capacidad de previsión de stock y de operativa logística
  • Se trabaja con márgenes comerciales más pequeños que en el comercio tradicional
  • El mundo online permite una gran personalización
  • El proceso de pago es más complejo, debido a ser un método no presencial
  • Para comprender la adaptación de los procesos logísticos al mundo online, debemos:
  •  Comprender cada uno de los pasos en el proceso de distribución
  • Estudiar como convive con el comercio tradicional
  • Innovar en los procesos de comunicación
  • Aportar valor añadido para ofrecer a los e-clientes y poder fidelizarlos


Hemos de comprender que internet esta cambiando las maneras de hacer negocio y esta modificando los procesos de venta y de suministro. Estamos ante una gran oportunidad para los operadores de e-logística, por lo que de su capacidad de adaptación a las necesidades del servicio, así como su nivel de fiabilidad y los costes ocasionados para los clientes, serán los factores que determinen el éxito de nuestra cadena de logística online.

Fuente: Open Ideas