Páginas

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Cómo escoger un buen proveedor de logística para eCommerce

Uno de los principales retos de toda estrategia de venta online es el encontrar el proveedor de servicios logísticos ideal. Es un punto muy importante, ya que en el comercio electrónico el contacto que tenga el cliente con la empresa se realizará a través de esos servicios de entrega, y el coste repercute en el precio final del producto.

Por:  Inés Ramírez

En los años que llevo trabajando en el sector eCommerce con eMarket Services, muchas empresas me preguntaban qué servicio era el mejor, más cuando muchas firmas del sector logístico han empezado a ofrecer servicios específicos para el eCommerce. Pero no hay una única respuesta a esa pregunta, porque dependiendo de tus necesidades te pueden interesar unos u otros servicios. Pero sí puede ayudar saber qué hay que tener en cuenta a la hora de escogerlo, y os voy a contar los 10 puntos básicos.

Voy a usar como ejemplo el caso de Furnit-U, ya que hemos tenido que escoger hace poco cuál sería el proveedor de logística, y siempre ayuda ver un caso práctico.

Los 3 puntos a tener en cuenta son:

1. ¿Qué producto queremos enviar? Obvio, no es lo mismo mandar calcetines que maquinaria industrial. Lo primero que tenemos que saber es si cubren nuestra gama de productos. En el caso de Furnit-U, por ejemplo, son muebles y objetos de decoración que pueden tener grandes medidas, y hay que asegurarse que van a poder hacer este tipo de transporte. Además, el peso y el volumen suelen determinar la gama de precios, por lo que es interesante hacer una estimación media de cuáles son estos datos para calcular los costes de la entrega.

En el caso de productos que requieren de unas condiciones de transporte especiales, es aún más importante consultar si pueden hacer los envíos. Por ejemplo, con algunos productos alimenticios hay que consultar si cuentan con una flota que respeta la cadena de frío.

2. Zona geográfica: ¿a dónde y desde dónde los vamos a mandar? ¿Los envíos serán nacionales o internacionales? ¿Parten de España o de otros países? ¿Cubren esos países? ¿Tienen una buena red de distribución en el país de destino? ¿Cuentan con repartidores locales que hablen el idioma de ese país? Como hemos dicho, son el enlace entre empresa y cliente, así que el tener personal que hable el mismo idioma será siempre un punto a favor.

En el caso de Furnit-U, las ventas comenzarán siendo en territorio nacional, así que este punto simplifica los envíos.

3. ¿Cubren la ‘última milla’? Por última milla se entiende la parte de esos envíos que lleva el paquete desde las oficinas de las empresas de logística hasta la dirección concreta que solicite el cliente. Si quieres ofrecer la posibilidad al cliente de enviárselo a su domicilio o a su oficina, es imprescindible que incluyan este servicio, y sobre todo para envíos internacionales hay que consultarlo previamente.



miércoles, 20 de noviembre de 2013

Importancia de una logística socialmente responsable

El involucramiento de la logística en las actividades de RSC ha recibido la denominación de Logística Socialmente Responsable, Compras Socialmente Responsables y Cadena de Suministro Sostenible o Sustentable (Carter & Rogers, 2008). En el presente artículo se usará Logística Socialmente Responsable (LSR), aunque se podría usar otro de los indicados, incluyendo el de Logística Verde.

Por Enrique Alania

Se podría definir LSR como las actividades logísticas que corresponden a responsabilidades éticas y discrecionales que la sociedad espera que cumplan (Salam, 2008). No existe en la literatura muchas definiciones de Logística Socialmente Responsable (LSR), se entiende que las definiciones de RSC arrastran a la definición de LSR.

Los elementos que la literatura ha considerado envuelven el concepto de LSR son: Medio Ambiente, Ética, Diversidad, Derechos Humanos, Seguridad y Filantropía. Para el caso de Medio Ambiente, Ellram y Birou (1995) sugieren que una manera en la cual la función logística puede contribuir a LSR es a través de iniciativas ambientales como adquirir productos amigables con el medio ambiente o utilizar proveedores certificados.

Otro punto es el tema ético, donde muchas empresas tienen un código de ética para sus actividades. También se han identificado dos dimensiones éticas en la relación cliente-proveedor, la primera es de prácticas engañosas y la otra de prácticas sutiles. Los otros puntos también se refieren a utilizar proveedores donde se tomen en cuenta estos elementos de diversidad, derechos humanos, seguridad industrial y filantropía (Carter & Jennings, 2004).

Algunos trabajos desarrollados trataron de demostrar cómo se relacionaba la LSR con diversos aspectos de la operación de una organización o empresa. Un estudio del Salam (2008) identificó que el desarrollo de una cultura organizacional está positivamente relacionada con la LSR, al igual que el liderazgo de la gerencia. También encontró relación positiva entre los valores individuales de los empleados de Logística y la LSR; es decir, será más fácil instaurar LSR en una compañía donde los valores personales de los trabajadores estén sintonizados con el concepto de responsabilidad social (Salam, 2008).

Stock (1990) indicó que la logística debe expandir su tradicional énfasis en las consideraciones económicas y reconocer la potencial influencia que tiene sobre los proveedores. Ya antes Poist (1989) había indicado que la responsabilidad social era un tema, entre otros, relevante para la función logística  (Murphy & Poist, 2002).
Murphy & Poist (2002) desarrollaron un trabajo sobre responsabilidad social en una encuesta dirigida a profesionales logísticos en los Estados Unidos. En este estudio se determina que la labor que cumple la logística en la formulación e implementación de políticas de responsabilidad social es de un rol medio para abajo, siendo más importante en la implementación que en la formulación (Murphy & Poist, 2002).

Carter y Jennings (2004) estudiaron las dimensiones de la LSR que ya se indicaron y los conductores de la LSR. Dentro de los conductores tenemos el liderazgo de la gerencia, los valores individuales de los empleados, las presiones de los consumidores y el tamaño de la organización. En este estudio también se encontró que las regulaciones gubernamentales no son un conductor significativo de la LSR (Carter & Jennings, 2004).


En estos últimos  años se publicaron trabajos sobre de cadena de suministro sostenible, basados en el concepto de triple línea base en responsabilidad social y que definen la cadena de suministro sostenible o sustentable como la estratégica y transparente integración de logros sociales, ambientales y económicos de la organización, en una coordinación sistémica de los procesos clave del negocio para mejorar el desempeño económico en el largo plazo de la propia organización así como de su cadena de suministro, esfuerzo que se debe mantener como fundamental a toda cadena de suministro.

Fuente: Conexionesan